El nuevo jugador de la Fiorentina se despide aclarando las circunstancias de su fichaje

Germán Pezzella acaba de publicar en su perfil de Instagram una carta en la que aclara las circunstancias en las que se han desarrollado las negociaciones que han acabado con el jugador argentino en Florencia.

El exjugador de River quiso transmitir su deseo de evitar que no hubiese confusiones sobre este procedimiento mediante el siguiente comunicado:

“Ante tantas versiones decidí expresarme: al inicio del mercado Betis recibió dos ofertas de compra del Hamburgo y del Zenit respectivamente. El club se sincero conmigo y me pidió que me quedara porque me creían importante para el equipo y dentro de un proyecto a largo plazo. Yo acepte feliz de seguir perteneciendo al mismo. Seguido a esto también me manifestaron la voluntad de comprar la totalidad de mi ficha a River para seguir la línea de lo conversado y así lo hicieron. Y volví a aceptar resignando intereses personales para que se llevará a cabo. Además fue acompañado con la renovación de mi contrato, ajustando la cláusula de rescisión para también beneficiarse a futuro después del esfuerzo realizado. Pero, a los pocos días me entero (conversación de por medio con el mister) que mi papel dentro del equipo no iba a tener la misma importancia que me habían proyectado ni mucho menos. Entonces pensé que había que tomar una decisión y la tome.
Mis padres me enseñaron a ser sincero e ir de frente y dicho esto quiero terminar con especulaciones de falta de compromiso, discusión con el Mister u otras cosas que leí y que no hacen más que ensuciar algo que no tiene sentido ni fue real. Hoy me toca partir al menos por un año, el destino dirá… pero no quería irme con las manos vacías sin dejarle un eterno agradecimiento por ser parte, y siempre orgulloso de haber usado la camiseta del Betis.
Mis mejores deseos siempre a todo el club, se que van a conseguir muchos logros y desde este lado me voy a alegrar y disfrutar mucho por todos ustedes. 
Gracias a la gente que me demostró tanto cariño que me llevo conmigo para siempre. Lo intenté todo, bien o mal. 
Gracias a mis compañeros y auxiliares que día a día me enseñaron y ayudaron a crecer y ser mejor persona. 
Abrazo muy fuerte, German.”

Con este mensaje, Pezzella se despide del beticismo deseando buena suerte al club y agradeciendo el apoyo a la afición y a todos los compañeros del plantel durante estos dos años.